Dime Espejo Mágico

Afortunadamente existen etapas de evolución. Hace muchos, muchos años yo pensaba que la pareja era un complemento, que había que buscar un compañero que te diera lo que “te faltaba”. Luego me encontré con aquello, muy difícil de asimilar, que todos nacemos completos y que nuestra felicidad no puede depender de nadie. Teoría que apruebo, sin embargo, a este punto creo que es una mezcla de las dos hipótesis anteriores. El otro, sí es un complemento, no para que haga lo que tú no, sino para que te mires y descubras todas aquellas cosas que afectan, que te mueven, que sacan lo peor y mejor de ti. El otro es eso: tu reflejo. Tu luz. Tu sombra.

Hace mucho tiempo que conozco sobre las Leyes del Espejo, pero me parecen tan “complicadas” que nunca me había atrevido a hablar de ellas. Sobre todo, porque reconozco en mí cuánto cuesta aceptar que el poder está dentro y que nadie, absolutamente nadie, tiene la responsabilidad de tus emociones.

Entender y ser conscientes requiere de una sinceridad absoluta con nosotros mismos y con lo que sentimos. Sabiendo que puede sonar a trabalenguas voy a “utilizarme” como modelo de estudio partiendo de algunas reacciones que me he permitido sentir, reconocer y perdonar.

Primera ley:

Todo lo que te molesta, irrita, enoja del otro, o lo que quieres cambiar de él, está dentro de ti.

Por ejemplo:

Me molestaba ver que una madre no tratara bien a su hijo.

Y ahora me dirás, ¿eso significa que tú no tratas bien a Lucas?

Eso significa que a mí me irrita, me duele en las entrañas, juzgo, me dan ganas de quitarle al niño en la calle y llevármelo para mi casa y «creo» en ese momento que es porque ella lo está haciendo mal, sin embargo, reconozco perfectamente lo que esa madre está sintiendo. Esa rabia, ese miedo, esas ideas de crianza, esa reacción está condicionada por lo que sabe y por quien es. Yo, he decidido cambiar los patrones que conozco, leer, estudiar, llorar, respirar, parar y desaprender mucho para no estar hoy en esa situación pero, he sentido también ganas de gritar, de pelear, de pegar, de castigar. Comprende entonces, toda la información que consciente e inconscientemente nos pasa en una milésima de segundo. ¡Hay tantas confesiones detrás de un juicio!

Segunda ley: 
Todo lo que el otro te critica o juzga si te molesta o hiere, está reprimido en ti y es necesario trabajarlo.

Primer ejemplo:
Me molesta cuando Adrián me dice: ¡Muchacha suelta el teléfono un ratico! 

Pero no es que me moleste un poquito, es que me lo quiero comer vivo. ¿Adivinen qué? Cada día, hago planificaciones para pasar menos tiempo en el teléfono y hasta hoy no lo he logrado. A veces haciendo algo muy productivo, otras jugando, pero otras, me pillo divagando en la pantalla, sin saber qué más hacer, pero como si fuera otra extremidad del cuerpo. Reconocido.

Segundo ejemplo:

Me molestaba cuando las personas me decían que debía comer más porque estaba muy flaquita.

Ante esas exclamaciones, siempre tenía una justificación. Sentía que estaban siendo hirientes, sin embargo, aunque me/los convencía de lo contrario, que era suficiente con lo que me estaba alimentando, había algo cuando me miraba en el espejo, que no dejaba que me gustara de verdad. Yo también estaba extrañando las libras de más, pero no quería verlo. Reconocido. Aceptado. 

Tercera ley:

Todo lo que el otro te critica, recrimina y quiere que cambies, si no te molesta, le pertenece a él.

Por ejemplo:
Cuando di el paso de cambiar el rumbo (Cuánto cuesta perseguir un sueño), hubo muchas personas que me daban sus criterios. Los escuché todos, pero en ese punto donde conscientemente me encontraba, no sentí miedo, ni dudas, ni inseguridades. Las limitaciones no eran mías.

Cuarta ley:

Todo lo que te gusta del otro, lo que amas y reconoces, son cualidades que también te pertenecen.

Esta parece muy fácil de explicar, pero tiene sus trampas. A menudo, es más fácil reconocer las cualidades de los demás que las propias. Sé consciente de que eres capaz de percibir porque las has experimentado, de lo contrario, no podrías verlo. 

¿No han escuchado eso de que aferrarse al odio es como tomar veneno y esperar que se muera el otro? Pues eso. Aquí no vale intentar cambiar las acciones de los demás, sino encontrar y erradicar ese sentimiento que hay dentro de ti que te está provocando esa emoción.

Podemos practicar el desapego y apartarnos de una persona/ situación que nos haga daño. Conocernos más e identificar qué hay en ella que me molesta y por qué. De esta manera evitarás que la «fuerza divina del Universo» te ponga las mismas situaciones una y otra vez.

Podemos perdonar. Ser más flexibles. Juzgar menos. Reforzar la humildad. Estar en coherencia. Librarnos del papel de víctima y lo mejor sentirte genuino, dueño y merecedor de tu poder de elección.

4.9 23 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
21 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Ivelin

Me ha venido de maravilla. En el momento justo! Muchas Gracias 😘

Shaly

Había experimentado muchas de estas «leyes» pero no sabía que tenían nombre
Y que tenían un trasfondo. Lo has explicado muy simple y conciso. Muchas gracias en serio.

Joy

Muy bueno Yani, es tan importante, al menos para mi, cada cierto tiempo parar un poco la cotidianidad y mirar y analizar que estoy sintiendo. Antes era más fácil, digo antes de tener un hijo, al menos había menos variables. Ahora, con Marcel de 2 años , este es un proceso continuo de mejoramiento a veces con reproches incluidos, trato que cada vez haya menos, pero me llevo súper recio cuando de ser mama se trata. Lo que si debo admitir, los análisis internos a que me han empujado mis ganas de ser mejor mamá me han aportado muchísimo como… Read more »

Yunior A. Vidal

Juno

Yunior A. Vidal

Simplemente genial…gracias

Evelyn

Siempre coherente y oportuna, tan linda tú. Coincido en totalidad contigo y reconozco que es un aprendizaje diario, que nos dejamos llevar en disímiles ocasiones por el ego, aún sabiendo que puedes tomar otro camino más sabio y sano, pero es de mucha energía puesta en función de ello y que cuesta, sobre todo en situaciones para las que no nos preparamos y demandan una reacción inmediata, pero se puede, paso a paso, se puede. A mi me hace muy feliz cuando pido perdón (para mi es, o ya es menos, lo último), siento, literalmente como las malas energías abandonan… Read more »

Last edited 4 months ago by Evelyn
Kathy

Gracias Yanita.

Senia

Necesitamos un libro donde esten todos tus escritos mijjj. .. ame esto especialmente 😍😍😍

Adis 😉

Anotado cada ley! Creo que ya no pasará un suceso en que recuerde revisarlas y chequear el significado de determinadas emociones! Siempre voy a acordarme ahora. Como siempre dando en la diana! Gracias

Maria Ramona

Bravooooo!!!! Todos tus post me encantan!!! … pero este , me dejó impactada, cada tema que explicas es tan verdadero y me sentí identificada en todos , incluso en el de ser madre que aún no lo soy! Bravo , te felicito hoy y siempre, sigue por fa , sigue cada día escribiendo que acá hay muchas personas esperando, yo soy una de ellas!!!!🙏

Yanet

Espectacular como siempre!

Lili

Muy bueno …segunda y tercera ley…super anotadísimas. Gracias

Jakyta May

Confiésalo… pensaste en mí mientras escribías o eres bruja? Tan bella y advertida estas: Copy+Paste y me lo hice mio, ok?

Dayana

Siempre oportuna, siempre acertada 😘😘😘😘😘

Rosita

Cada artículo es tan sensacional, me vas abriendo los ojos y la mente con cada uno. Gracias por estar ahi😘

Yinet

Oh, mi madre. Has sido un descubrimiento muy feliz en nuestras vidas.. Gracias!!!

Yanelis

Como siempre muy sabias palabras. Las tendré en cuents y trataré de ponerlas en práctica. Muchas gracias

yoxaris

Waooo super real todo ,y me pasa mucho ,voy a poner en práctica muchas cosas, gracias
Lo haces genial eres muy inspiradora

Ayleen Cardenas Fernandez

Una reflexión muy sabia. Esta dicho, son leyes que si se practican la conciencia puede disfrutar de liberación. Gracias
Me encanta como escribes. Cuando lanzas tu primer libro?. Me invitas!, es en serio. ja, ja, ja.

Ary

Hi!🤗

Mary

Verdades transparentes 😍