Pantallas e infancias

A este tema en particular le temo, quizás por eso de que Ser Coherente es mi camino, y no me gusta escribir/opinar de lo que no sé, menos de lo que no pongo en práctica. Lucas adora ver muñes, tiene su propia laptop en la que ve películas y también disfruta mucho algunos canales de Youtube Kids. Entenderán a este punto, que yo no me atrevía a escribir sobre el uso de las pantallas en los niños, sus beneficios y desventajas.

Sin embargo, hay algo que tenía claro y con lo cual me tranquilizaba:

  • Las pantallas tienen momentos específicos del día.
  • Comparto tiempo de ver esos muñes con él.
  • Estoy al tanto de lo que ve.
  • Es un niño que juega en exteriores.
  • Hacemos muchas actividades extras a las pantallas.

Hace unos días, tuve la oportunidad de pensar y disfrutar de unas historias a través de Instagram de Claudia Otazua, mujer y profesional que conozco y admiro y Ser que vibra con una frecuencia altísima y clara, ella me cautivó con sus reflexiones y yo sentí en ese momento que mis criterios no estaban muy lejanos de lo que planteaba.
Desde esa posición de tranquilidad y paz, le pregunté si quería escribir algo al respecto. Ella aceptó feliz y ese es el resultado de que hoy tú puedas leer esta maravilla de artículo que debajo comparto.

«Pantallas e infancias»

Por Claudia Otazua Polo

Antes de entrar al trapo debo poner por delante mi par de sesgos en relación al tema general aquí: las infancias. Para empezar soy una outsider, no soy madre ni quiero serlo, pero no se apuren a desestimar mi opinión, les pido que sigan leyendo. Lo segundo: hay pocas cosas que me fascinen más que lxs niñxs. Disfruto pasar tiempo rodeada de ellxs y, guiada por el sentido común y el amor, suelo triunfar con ese público.

Por último, considero que lxs niñxs son entidades autónomas con capacidad de decisión y autogobierno, mismas que, sin embargo, han de ser conducidas, potenciadas, acompañadas por sus adultos significantes. Trato a unx niñx de la misma forma en la que me dirijo a uno de mis pares, pero sin olvidar que son, en efecto, niñxs. Confío en que esto haga sentido y no precise, en esta audiencia, mayor explicación.

Luego, me formé como investigadora social y de momento, me dedico a la enseñanza primaria. Mi campo de especialización no son las TIC ni las infancias ni la pedagogía, pero al pasar la mayor parte de mi día con dos niños (7 y 9 años), me he metido de lleno a ello. El acto de educar se ejerce en la peligrosa línea del poder y la responsabilidad, de modo que intento llegar a esa práctica con toda la preparación que consiga acopiar, aunque reconozco que la educación (ya desde la escuela, ya desde casa) no necesita mucho más que sentido común.

En estos días llamó mi atención una reseña del estudio neurocientífico Nativos Digitales. Los primeros humanos menos inteligentes. La investigación, conducida por el Dr. Michel Desmurget desde el Instituto Nacional de la Salud en Francia, concluye que el uso excesivo de pantallas con fines recreativos ha provocado que los nativos digitales sean la primera generación con menos capacidad cognitiva que su predecesora.

En el perfil de IG de @devermut se encuentra un extracto de este estudio y si les interesa adentrarse más en ello, pueden rastrear el libro La fábrica de cretinos digitales. Los peligros de las pantallas para nuestros hijos, publicado este año por el propio Dr. M. Desmurget. El título no deja mucho espacio a la imaginación, entre esos efectos nocivos se encuentran el retraso en el desarrollo cerebral y la maduración anatómica y funcional, así como en el lenguaje, la capacidad de atención, la memoria y el sueño.

Aun sin conocer este estudio en particular y aun cuando cuestiono profundamente sus posibles bias, he podido, con bastante pesar, comprobar de modo empírico su hallazgo ¿Recuerdan que les comenté que trabajo como institutriz de dos niños? (Institutriz suena demasiado antiguo, maestra particular demasiado comercial, miss, todo agringado. Ninguno me convence, pero seguro se llevan la idea) Sigo: estas criaturas de cuya instrucción soy ahora subsidiaria, comparten una serie de variables que las hacen, sociodemográficamente al menos, muy semejantes: están en el mismo rango de edad, proceden de familias monoparentales, se identifican como varón, poseen igual entorno socioeconómico (sumamente elevado, vale precisar), y solían asistir a la misma escuela.

El menor de ellos, en cambio, muestra un rendimiento académico superior. Decir superior se queda corto, hay un abismo y no solo académico, sino también emocional. Las herramientas psico-afectivas del niño menor, llamémosle S, rebasan con creces las del mayor, pongámosle M. Ocurre que, mientras M dedica todo su tiempo extracurricular a los videojuegos, el tik tok y youtube, S toma lecciones de música y futbol. También, desde luego, S le da espacio a la consola y al teléfono, pero en mucha menor medida.

Para mí está muy claro, con certeza existen otras variables que inciden en esa diferencia que a grandes rasgos les he contado, pero el nivel de uso de pantallas entre uno y otro se postula como una de las causas principales. Puesto frente al Guernica (Pablo Picasso, 1937) o la Persistencia de la Memoria (Salvador Dalí, 1931), S descubrió una forma que le recordó un conejo y por tanto, decidió que los cuadros lo hacían sentir feliz. S, además, es un niño emocionalmente sano. No así M, que no para de interpretar la vida con el tono guerrerista y violento de Fornite.

Ahora bien, ante este tema ni apología ni censura. Las pantallas están construidas para atarnos a ellas y llegaron para quedarse. La tecnología avanza mucho más rápido que la capacidad humana para evolucionar y desarrollar adaptaciones que permitan procesarlas con éxito. Estos son facts, hechos que no podemos modificar a corto plazo. El pánico, la pantallafobia, tampoco me parecen soluciones productivas. Hay, sí, medidas que podemos tomar para lograr integrar las pantallas positivamente.

Antes de prohibir modifica los hábitos de uso ¿Significa eso que debemos cronometrar y limitar el tiempo que pasan nuestrxs niñxs frente a las pantallas?: ¡desde luego! Mi apuesta va hacia convertirlas en herramientas de socialización que brinden la posibilidad de pasar tiempo de calidad con nuestros infantes. Pídele que te explique el objetivo de cierto juego de la play, entérate de qué va Among us.

Es más, si tu niñx tiene más de cuatro años, agarra las 10 imágenes que contiene la reseña publicada en IG por @devermut y debátelas con él. Yo lo hice con mis niños, les pedí atención, les dije que para mí tenía mucho valor saber su opinión sobre este tema, les indiqué que detuvieran mi lectura si necesitaban explicación de alguna palabra o si querían añadir alguna cosa, y leí. Los niños no son tontos, tienen criterios, no los desestimes. Entienden más de lo imaginas. Incluirlos en un debate que les concierne y afecta directamente es en primer lugar justo y tiene otra serie de ventajas más: se sentirán escuchados, incluidos, importantes. Para un niño no hay cosa más relevante que la atención de sus adultos.

De otra parte, le provees información y le haces responsable de su propio comportamiento, de sus propias elecciones, lo invitas a razonar antes que a acatar restricciones de forma ciega, lo enseñas a elegir sobre la base del conocimiento. No le impongan por favor una especie de toque de queda de pantallas, expliquen y negocien. En la conversación se pueden resolver además muchos otros asuntos, creen un espacio seguro, todo ello mientras comparten tiempo de calidad con sus niñxs. ¿Ya ven?, TODO VENTAJAS.

Por otro lado, deja que tu criatura se aburra. Del aburrimiento nace la creatividad, si le proveen opciones en las que ocuparse todo el rato anulas el espacio de la inventiva. No acudan a las pantallas como única y/o primera alternativa de recreo. No mediaticen su tiempo libre. Extiendan la recepción de un animado más allá de la pantalla. Pregúntenle sobre lo que vio. La televisión tiene un uso relacional, desde 1980 lo anda diciendo James Lull, aplíquenselo. Conversen y escuchen a sus hijxs. Entren en su mundo que van a flipar en colores.

Me siento aquí reinventando la rueda, pero no me cansaré de repetirlo. A lxs niñxs les gusta sentir que sus cosas importan, que ellos importan. Que sus adultos volteen a verlos, los alimenta. En este asunto de pantallas, como en todos los que atañen a lxs niñxs, el acompañamiento, la atención y el amor, son las respuestas.

4.8 6 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
17 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Nathaly

Muy bien todo lo dicho. Los niños deben salir ,correr y jugar con otros niños. En lo particular mi niña ve tv YouTube kids y juega con el móvil pero le gusta más jugar en Exteriores y con otros niños.

Claudia

En equilibrio, cómo debe estar todo en la vida. Hasta los siete años, ellxs aún están desarrollando sus habilidades motoras, la coordinación del movimiento, etc., la actividad física es sumamente importante. Solo por eso lo es, sin siquiera entrar en los componentes lúdicos, formativos, performativos y de sociabilidad que entraña el juego. Muy bien por ustedes 😊.

Janet

Muy interesante. Siempre ayuda ver más criterios que apoyen nuestras intuiciones y modestos conocimientos al respecto. Gracias 😊 😍

Claudia

Gracias Janet. Qué linda comunidad forman aquí. Encantada de colarme y aprender.

Dailyn

Excelente la manera de tratar el tema no se puede esperar menos de Claudia. Este no es un asunto q me preocupe mucho porq Kaleb no es de usar las tecnologías, de hecho me preocupa su desinterés por todo y más porq su papá y yo no hacemos más q usarlo todo el tiempo, ni tele ni teléfono y muy poca curiosidad por el tema, pero me gusta retroalimentar me porque hay quien me dice también q el es chiquito.

Claudia

Sorpresa grande! Qué interesante esto Gladys. Prueba que no es una cuestión generacional inevitable como se pinta con frecuencia. Hay mucho de eso, desde luego, de los componentes de tipo estructural y contextual, pero Kaleb prueba que la individualidad subjetiva también tiene mucho qué decir en esta materia.

Yanita Reynaldo Oms

Aprendí tanto de esto y confieso que no entraré en el pánico a las pantallas, ya ellos nacen “sabiendo” y su capacidad y adaptabilidad son increíbles, pero ciertamente sí aprovecharé más la brecha, las ventajas y todas las herramientas de calidad que pueden proveernos. Equilibrio y habremos ganado. Gracias Clau!

Me permito escribir comentarios hoy 🤣

Last edited 22 days ago by amareselmilagro
Claudia

Ay no, faltara más! 😂. Si esta es tu casa 💜

Isa

Me encantó el artículo. Sin dudas un balance es imprescindible para una crianza sana. Gracias Claudia Otazua Polo y gracias Yanita Reynaldo Oms

Isa

Claudia Otazua Polo pues sin dudas, es un tema que toca muy de cerca a muchos padres (sino a la mayoría), las tecnologías llegaron para quedarse el buen uso o no que le demos ya depende de nosotros.

Claudia

Así es. Incluso siento que nos lo podemos aplicar también como adultos. Yo, que creciendo solo tenía pantalla para ver los muñes de las 5,
entre semana, y poco más los findes, ahora me la paso pegada a las pantallas. Ya me costó una miopía también 😂

Mary

Demasiado importante tener espacio al aburrimiento, momento en el cual la creatividad florece. Acá aplicamos control parental para minimizar riesgos cibernéticos pero ciertamente el acompañamiento se torna vital en el consumo digital, hemos descubierto gustos e incluso patrones en esta vía. Las configuraciones también las noto importantes pues por ejemplo el polémico Roblox, fenómeno «inevitable » en la sociedad actual, con correctos checkboxs marcados nos darán más tranquilidad. Creo los niños deben educarse en cómo actuar en su tiempo permitido hacia las pantallas, saber cuales son sus riesgos y bajo qué posibles circunstancias pedir ayuda, de la misma forma que… Read more »

Claudia

Absolutamente de acuerdo contigo. Si los dispositivos que usan tienen acceso a internet, el riesgo aumenta y ahí se necesita aplicar todos esos controles que enlistas. Yo escribí desde MX, pero pensando sobre todo en Cuba, donde el consumo en línea es bastante limitado. Pero la verdad es que cada día crece más, ¡y qué bueno que así sea! Creo que Yanita precisará otro texto para dar estos tips: cómo configurar, bloquear ciertos accesos y así.
Muchas gracias por abrirnos esa nueva posibilidad de crear conocimiento colectivo

Yoana

Excelente artículo como todos los demás.
Me ha servido de mucho a Manuel Alejandro le encanta la tecnología, (mamá y papá ingenieros informáticos… 😂).
Equilibrio ahí la clave. ❤️

Claudia

Muchas gracias. De acuerdo contigo. Siento que se trata de conducir el interés. También es bueno destacar que el estudio de referencia se basa en el exceso de consumo de pantalla con fines recreativos. Con lo cual no hay que descartar su mayor empleo con otros fines formativos o vocacionales, como tu Manuel Alejandro, que sigue los pasos de mamá y papá 😊

Liliana Ramos Tena

Interesante tema! Me encantó y muy instructivo además! Cuánto desearía que muchos padres en el mundo pudieran leer este maravilloso blog y acataran todos los buenos consejos que aquí nos brindan. No me cansaré de darte siempre las gracias Yani por tan maravillosa iniciativa, siempre aportando ideas y soluciones para una crianza consciente.

Yasmani

exelente… mi hijo tambien imita a sus super heroes… que puedo hacer…