9 pasos para superar las rabietas

Hace un tiempo hablamos de las rabietas, pero solo quien tiene hijos sabe que a menudo las cosas en casa se descontrolan más de lo que tenemos previsto. En esa ocasión valoramos algunas herramientas para apoyarlos, hoy vamos a entender un poco más por qué caemos en ellas, sí, porque a los adultos también nos dan rabietas y te recordaré 9 pasos para superarlas.

¿Cómo cambia el cuerpo de una mujer embarazada?

Cuando estás embarazada, son muchas las personas que opinan respecto a tus cambios, algunos te dirán que te asienta el embarazo, que te ha crecido el pelo, o que tienes la cara más bonita. Pero otros, otros se encargarán de señalarte cada estría, cada vena, cada mancha como si en casa no tuviéramos espejos. Y el chiste más común: ¡Ni le hables, que esas hormonas andan!

Si solo fueran esas las etapas por los que pasamos las mujeres embarazadas, los niños no estuvieran 9 meses en el vientre. De cómo cambia el cuerpo de una mujer embarazada, y de cómo cambió el mío, quiero contarte.

Bienvenido Papá

Queridos padres:

Llevo par de horas tratando de encontrar las palabras precisas. Queriendo agradecer, comprender, dar testimonio, y realmente he creado bien poco.

Es entonces cuando me doy cuenta, que aún cuando pretendo seguir el camino de una crianza diferente, la información que tengo en mis células de la importancia de los padres, se basa en la protección y soporte, en el “sujeto proveedor de necesidades”.

¿Qué le dices a tu hijo?

Acababa Lucas de decirme – Mamá, cierra los ojos – lo próximo que sentí fue un pedazo de goma en la cara. Me encolericé. Le quité la pistola. Lo miré y le pregunté, con los decibeles bastante elevados:

  • ¿Por qué hiciste eso?
  • ¿Mamá no te ha dicho que no se tira a la cara?
  • ¡Respóndeme!

Mamá vs Colapso

A unas horas de celebrar el Día de las Madres y adelantándome a la avalancha de felicitaciones que todos nos hacen, quiero contarte lo difícil que ha sido esta última semana para mí y te demostraré, además, por qué la felicitación y la admiración más profunda que necesitas es la tuya, no el segundo domingo de mayo sino, cada día de tu preciada vida.

Lo que aprendo del Coronavirus

Han pasado varias semanas desde que el mundo entero está inmerso en la misma causa:
¿Cómo librarnos del Coronavirus?

Con el acceso a Internet que ya casi todos tenemos, hemos incrementado los métodos, las medidas, las percepciones, pero también el miedo, la incertidumbre, las dudas…leemos tantas noticias de medios no oficiales, que al menos a mí me causó rechazo saber del tema, por lo que decidí seguir solo las fuentes confiables – y lo justo para mantenernos coherentes con la situación -.

Lo mejor eres tú

A propósito de la encuesta que hicimos en Facebook, donde debíamos hacerles una serie de preguntas a nuestros pequeños, me llamó mucho la atención la frase con la que cada mami compartía el post. La mayoría escribieron que dudaron de si hacerlo o no, y que finalmente habían quedado muy sorprendidas con las respuestas.

Evitar los pensamientos negativos

Hace unos años participé en un curso de FreeMind de Condor Blanco, una escuela de la mente positiva. Su misión es apoyar a liberar la mente de los condicionamientos y patrones limitantes. Ellos se movieron de Brasil a Cuba y nosotros viajamos de Camagüey a La Habana para estar tres días desaprendiendo y flotando. Regresamos con las pilas cargadas, con un montón de herramientas, que aún al día de hoy aplicamos, para evitar los pensamientos negativos y “mejorar” la calidad de los mismos, más que la de vida, que finalmente es una proyección.

¿Por qué amamos a nuestros hijos?

Justo ayer tuvimos esta conversación, no pude dejar de indagar. Se me remueve la musa cada vez que mi hijo me hace pensar y como siempre acá les comparto.

Lucas (L): Mamá te amo
Yo (yo): También te amo mi niño
L: Mamá te amo con mi vida y con mi corazón
Y: ¿Qué significa para ti «te amo»?
(Mirada pensativa)
L: Amor
Y: ¿Y qué más?
(¡Cómo si no fuera suficiente!)
L: Todo
Y: Sí, pero yo quiero saber por qué tú dices que me amas
(impertinente como somos los adultos)
L: ¡Lo hablamos otro día mamá!
Fin de la cita 😲

Me quedó claro que su salida fue airosa. Pensaba que, hay muchísimas respuestas que pudieran encajar, sin embargo, cuando decidí verlo de otra manera y sentarme yo en el banquillo de los acusados, pensé en ¿qué le respondería yo a Lucas si me pregunta lo mismo?

Pegar NO es mi solución

En el artículo “Como es adentro es afuera” dejé abiertas varias interrogantes con el objetivo de hacer un viaje hacia nuestro interior y entender desde ahí por qué actuábamos de una manera u otra. Hace días estoy pensando en este tema (no pegar a los hijos) y otra vez aclaro que este blog surgió con la idea de expresar mis experiencias, de compartir el camino de la crianza consciente, donde todos aprendemos de todos. No es mi intención criticar, ni generar conflictos entre padres, y mucho menos confrontar con quien no apoye mi opinión.

Celos, ¿mamá y papá?

Siento que a medida que vaya escribiendo este artículo se ramificará y cambiará de protagónico, porque dispuesta a escribirles aún no tengo todas las respuestas, pero me encanta que sea así. Necesito que sepan que #lamamadelucas no tiene todas las ases bajo la manga.

Caminar junto a Edel

Desde que comencé a escribir mi mayor pretensión era, crear un espacio donde las madres pudieran compartir sus conflictos, pudieran ir desaprendiendo hasta entender que si estamos en calma nuestros niños serán felices. Parece sencillo, pero reprogramar toda una vida de creencias es directamente proporcional a resistirse ante el cambio. Es muy difícil asumir que estar en paz dará la felicidad y cómo estaremos en paz si tenemos “tantos” problemas en casa, así de recursiva es la mente del ego, y así de pretensioso y libertador es mi objetivo.

Rabietas vs Mamá

Mis recuerdos de niña ante rabietas son pocos. Siempre fui muy tranquila, pero además mi mamá no me permitía “esas malcriadeces”, así que la solución para mí consistía en disimularlas. Hacerlas a escondidas, llorar y expresar “mi rabia” en una esquina.

Si no quiere saludar, ¿lo obligo?

Ser padre “debería” ser un camino alegre, sin embargo, a veces resulta agotador. La responsabilidad se hace grande cuando entendemos que nuestra misión es hacer todo por alguien que recién empieza a vivir y acompañarlo hasta que alcance independencia (o hasta siempre). A eso incluimos que nosotros no sabemos cómo manejar diferentes situaciones que nos pasan, ¿cuál entonces será la manera “correcta” de educarlos?

¿Y si un niño se pinta las uñas?

En estos primeros pasos del blog, hemos tenido que estudiar e investigar mucho. Aprender de los demás siempre es sabio, así que antes de lanzarlo habíamos estado buscando posibles temas sobre los cuales escribir. 

Suceden dos cosas, para sentir que vamos juntas debo escribir como dice mi amigo Mario Marketing de Éxito Sincero: “desde y para el corazón”. Por otro lado, para mantener una comunidad activa e interesada debemos escribir artículos con periodicidad. Así que olvido las búsquedas frecuentes que me muestra San Google, que probablemente posicionarán mejor nuestro blog. Me quedo con el instinto y las ganas de compartir experiencias. Si me acompañan en el camino y resolvemos juntas más de un conflicto, entonces estaré feliz y más que realizada. 

Amar es el Milagro

Si estás aquí seguramente ya me conoces, sabes que soy la mamá de Lucas y probablemente te haya “presionado” a leer el primer artículo desde Facebook, así que por esta vez haré a un lado las presentaciones.

A fin de cuentas, es la primera entrada al blog, sin posicionamiento, sin lectores, sin saber exactamente cómo agradar, cómo hacer para crear esta comunidad y estás leyendo, así que ya lo he asumido…Te conozco y me alegra darte la bienvenida.

@yanita_lamamadelucas